Desarrollo Psicomotriz del Niño

Desarrollo Psicomotor del Niño

Desarrollo Psicomotriz del Niño

El nacimiento se configura como un verdadero acontecimiento para el ser humano. Una vez atravesado este estado, y adaptando sus sentidos a la nueva realidad que le rodea, el bebé empieza a desarrollarse en todos los aspectos. A ello consurren dos procesos cuya intervención es verdaderamente decisiva y fundamental: la medición y el aprendizaje, por un lado, y, por otro, desarrollo psicomotriz del niño, la medición de un personaje imprescindible; a la madre.

Al nacer; el cerebro del niño pesa aproximadamente unos 400 gramos, y la estructura de su sistema nervioso cuenta ya, también en ese momento, con unas 15,000 células. No obstante, el proceso de maduración, es decir, la evaluación general del sistema nervioso en base a leyes biológicas determinadas, no alcanzará su plenitud hasta el cabo de unos años.

El bebé se encuentra en un estado de prematuración biológica en el momento del nacimiento. En efecto, el bebé, que nace con un base estructural que le posibilita ingresar al mundo ” fuera de la panza de la mamá”, necesita continuar su proceso madurativo, De ningún modo puede valerse por sí mismo, se encuentra en un periodo de dependencia absoluta con la mamá. El nacimiento es una dimensión evolutiva más, que continúa la estadía intrauterina. Así, desde las “matrices de hueco visceral”, al nacer comienzan a delinearse “matrices relacionadas objetales”, también a partir del vínculo materno. La mamá, desde este vínculo peculiar y único, sera la encargada de presentarle al niño el mundo que le rodea, Y así, irá construyendo las diferentes modalidades de vínculo, de relación, de comportamiento; irán estructurándose las modalidades de aprender.

images (3)

Desde esa matriz vincular, entonces, habilitará la puesta en marcha un proceso constante de nuevas adquisiciones funcionales y mentales, que se encargarán paulatinamente de modificar y amplir los contenidos del conocimiento.

El proceso de maduración y el aprendizaje de un niño dependen  sustancialmente de la figura materna. Los cuidados y atenciones encaminadosa satisfacer necedidades fisiologicas básicas, como el hambre, el sueño, el color o el frío, sirven de apoyo al establecimientos de un vínculo amoroso, necesario para nutrir necesidades efectivas, esenciales al devenir de un psiquismo sano.

La Evolución Psicomotor en los Niños

Durante su primer año de vida, el niño desarrolla con rapidez sorprendente la capacidad perceptiva y las habilidades motrices. En un período relativamente corto, tan sólo un año, aquel pequeño ser que movía, sin consideración alguna, manos, pies y ojos en la cunita, y que no era capaz siquiera de mantener erguida la cabeza, logrará coordinar los sentidos como los músculos y el cerebro para convertir los reflejos innatos en actos voluntarios dirigidos a un fin concreto. Será capaz de moverse hacia un objetivo, agarrarlo o soltarlo a voluntad, sostenerse sentado, gatear, arrastrarse y, finalmente andar.

descarga

Toda adquisición nueva en el campo de la motricidad supone una reciprocidad constante con el mundo mental del infante, y por ello se habla de psicomotricidad, entendiendo que las categorías mentales que posee el bebé son continuamente modificadas en función del progresivo dominio que adquiere de su entorno.

images (1)

El lactante, al nacer, se halla como tumbado de espaldas frente a una pantalla en la que aparecen y desaparecen objetos: este es su mundo. Sus sentidos están aún muy poco desarrollados. Las adquisiciones motrices de este primer año le van a permitir desplazarse desde esa “butaca de cine” que es su cunita, apreciar que el mundo tiene tres dimensiones y no sólo dos y, al final, atreverse a deambular por él, convirtiéndose en un activo protagonista de los acontecimientos de su vida. El desarrollo de la motricidad corre, por tanto, paralelo a la evolución psicológica del niño, y ocupa, junto con el desarrollo efectivo, un lugar privilegiado para conocer con todo detalle, en este primer año, su estado general.

images (2)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

shares