¿Qué son los aprendizajes esperados?

aprendizajes-esperados

En el ámbito escolar los estudiantes deben cumplir con tener ciertos conocimientos, habilidades y aptitudes que indiquen que están listos para continuar subiendo el nivel de su aprendizaje, para medir estos conocimientos existen indicadores que los profesores y las instituciones educativas utilizan para garantizar que los conocimientos trabajados en el aula han sido comprendidos por los estudiantes, uno de estos indicadores son los llamados aprendizajes esperados.

¿Qué son los aprendizajes esperados?

Se trata de los logros que se espera obtenga el estudiante en una asignatura determinada con base en las planeaciones del nuevo modelo educativo y el trabajo realizado tanto dentro como fuera del aula para reforzar estos conocimientos. Los aprendizajes esperados son un pilar importante de la enseñanza porque ayudan a verificar si la educación que se imparte es efectiva o no.

Los aprendizajes esperados incluyen ámbitos como: competencias, habilidades, conocimientos teóricos y prácticos, así cómo valores y formas de pensar.
Ámbitos de los aprendizajes esperados

El aprendizaje esperado evalúa la capacidad del conocimiento y el cumplimiento de los objetivos educativos planteados por el docente, es decir, valoran que el estudiante haya aprendido lo que se supondría que debía aprender.

Estos aprendizajes esperados involucran diferentes campos de formación como el pensamiento matemático, el desarrollo social, el lenguaje, la comunicación, la naturaleza y el arte. Cada campo tiene sus propios objetivos, sin embargo, existen tres ámbitos fundamentales que deben enseñarse, los cuales son: saber, saber hacer y saber ser.

A continuación ahondaremos más sobre las características de cada uno:

  1. Saber: se refiere a los conocimientos relacionados con el conocimiento teórico como ideas, conceptos o teorías. Está presente en casi todos los procesos educativos y en materias que no tienen un componente práctico. Su valoración sobre el aprendizaje aprendido es más sencilla y puede hacerse a través de pruebas escritas u orales.
  2. Saber hacer: este ámbito hace referencia a la parte práctica del aprendizaje y requiere que el alumno haya logrado comprender la enseñanza y tenga la capacidad de llegar a un fin, es decir, que aplique sus conocimientos a un proceso práctico. La medición se hace a través de un ejercicio práctico y se aplica en materias como matemáticas, música o educación física.
  3. Sabe ser: está relacionado con los valores, actitudes y formas de ser que se adquieren durante todos los procesos de enseñanza. Puede desarrollarse a través de la educación emocional o actividades que se concentren en el desarrollo de estos valores. Este es el ámbito más difícil de evaluar pero puede hacerse a través de la forma en la que el alumno se comporta en el aula.

Si deseas tener guías y materiales que te ayuden a implementar los aprendizajes esperados en el aula consulta nuestro sitio donde contamos con una amplia variedad de material para ayudarte en tu actividad docente.